Tratamiento de extrasístoles ventriculares: Ficha técnica del Atenolol Tarbis 50 mg comprimidos EFG

El Atenolol Tarbis es un medicamento utilizado para tratar diversas afecciones cardiovasculares, como la hipertensión, la angina de pecho y las arritmias. Este fármaco viene en dos presentaciones: Atenolol Tarbis 50 mg comprimidos EFG y Atenolol Tarbis 100 mg comprimidos EFG.

En cuanto a su composición, cada comprimido de Atenolol Tarbis 50 mg contiene 50 mg de atenolol, mientras que cada comprimido de Atenolol Tarbis 100 mg contiene 100 mg de atenolol.

El Atenolol Tarbis se presenta en forma de comprimidos, los cuales son de color blanco, redondos, de caras planas, ranurados y con borde biselado. Estas características facilitan su ingesta y permiten que se disuelvan rápidamente en el organismo.

Pasando a los datos clínicos, el Atenolol Tarbis se indica para el tratamiento de diferentes condiciones, como la hipertensión, la angina de pecho estable crónica, la prevención secundaria después de un infarto agudo de miocardio y varias arritmias supraventriculares y ventriculares.

La posología y la forma de administración del Atenolol Tarbis varían según la condición a tratar. En general, se recomienda iniciar el tratamiento con la dosis más baja posible, especialmente en pacientes de edad avanzada. La dosis de mantenimiento suele ser de 50-100 mg al día para la hipertensión y la angina de pecho. Para las arritmias, se sugiere una dosis de 50-100 mg al día después de controlar la arritmia con atenolol intravenoso. En la prevención secundaria después de un infarto agudo de miocardio, se administra una dosis inicial de 50 mg seguida de 50 mg 12 horas más tarde, y luego se mantiene una dosis de 100 mg al día durante 6 días o hasta el alta hospitalaria.

Sin embargo, es importante tener en cuenta las contraindicaciones del Atenolol Tarbis. No debe utilizarse en pacientes con hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes presentes en el medicamento. También está contraindicado en casos de shock cardiogénico, fallo cardiaco no controlado, bloqueo cardiaco, feocromocitoma no tratado, acidosis metabólica, bradicardia, hipotensión, alteraciones circulatorias periféricas graves, asma grave y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas graves, entre otros.

Asimismo, existen advertencias y precauciones especiales de uso del Atenolol Tarbis. Se debe tener precaución en pacientes con enfermedades cardiacas isquémicas, antecedentes de cirugía, trastornos circulatorios periféricos, frecuencia cardiaca, vías aéreas, bloqueo cardiaco, insuficiencia renal, edad avanzada, angina de Prinzmetal, psoriasis, alergenos, hipoglucemia, diabetes, tirotoxicosis, feocromocitoma tratado y uso en deportistas.

En cuanto a las interacciones con otros medicamentos, el Atenolol Tarbis puede tener interacciones contraindicadas o no recomendadas con ciertas sustancias. Se deben evitar combinaciones con floctafenina y tener precaución al combinarlo con antagonistas del calcio, glucósidos digitálicos, inhibidores de la monoaminooxidasa, clonidina y otras sustancias que puedan afectar la presión arterial y la frecuencia cardiaca.

En resumen, el Atenolol Tarbis es un medicamento utilizado para tratar diversas afecciones cardiovasculares. Su posología y forma de administración varían según la condición a tratar. Sin embargo, es importante tener en cuenta las contraindicaciones, advertencias y precauciones especiales de uso, así como las posibles interacciones con otros medicamentos.

Información Adicional

En esta sección, nos adentraremos en mayor detalle sobre el uso y las precauciones del Atenolol Tarbis. Exploraremos cada una de las indicaciones terapéuticas, las posibles interacciones y proporcionaremos información adicional sobre el medicamento.

Indicaciones terapéuticas

El Atenolol Tarbis está indicado en el tratamiento de varias afecciones cardiovasculares. Estas incluyen:

– Hipertensión: el Atenolol Tarbis ayuda a reducir la presión arterial, lo que contribuye al control y la prevención de la hipertensión. La presión arterial alta puede provocar problemas graves de salud, como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

– Angina de pecho estable crónica: también conocida como angor, la angina de pecho es una sensación de opresión o dolor en el pecho causada por una disminución del flujo sanguíneo al corazón. El Atenolol Tarbis ayuda a aliviar los síntomas y a prevenir episodios futuros de angina.

Leer también:  Ficha técnica Enoxaparina Ledraxen 40 mg: característica, uso y dosificación

– Prevención secundaria después de un infarto agudo de miocardio: después de sufrir un infarto agudo de miocardio, es fundamental tomar medidas para prevenir la recurrencia. El Atenolol Tarbis se utiliza como parte del tratamiento de prevención secundaria para reducir el riesgo de eventos cardiovasculares futuros.

– Arritmias supraventriculares: las arritmias supraventriculares incluyen taquicardia supraventricular paroxística, fibrilación auricular y flutter auricular. Estas alteraciones del ritmo cardíaco pueden provocar síntomas como palpitaciones, mareos y dificultad para respirar. El Atenolol Tarbis se utiliza para controlar la frecuencia cardíaca y prevenir episodios de arritmia.

– Arritmias ventriculares: las arritmias ventriculares son más graves y pueden poner en peligro la vida. Estas incluyen extrasístole ventricular, taquicardia ventricular y fibrilación ventricular. El Atenolol Tarbis se usa en combinación con otros tratamientos para controlar el ritmo cardíaco y prevenir episodios de arritmia ventricular.

Al usar el Atenolol Tarbis para tratar estas afecciones, es importante seguir las pautas de dosificación y las recomendaciones de su médico.

Posología y forma de administración

Posología

La dosis de Atenolol Tarbis debe ser determinada individualmente, según las necesidades de cada paciente. Se recomienda comenzar el tratamiento con la dosis más baja posible, especialmente en personas de edad avanzada o con mayores riesgos.

Para el tratamiento de la hipertensión y la angina de pecho, la dosis de mantenimiento recomendada suele ser de 50-100 mg diarios. Sin embargo, su médico puede ajustar la dosis según la respuesta del individuo.

En el caso de las arritmias, la dosis de mantenimiento recomendada es de 50-100 mg diarios después de haber controlado la arritmia con atenolol intravenoso. Es importante recordar que las arritmias pueden requerir otros tratamientos complementarios, y la dosis de Atenolol Tarbis será determinada por su médico.

En la prevención secundaria después de un infarto agudo de miocardio, se suele administrar una dosis inicial de 50 mg, seguida de un segundo comprimido de 50 mg 12 horas más tarde. Después de eso, se recomienda una dosis de mantenimiento de 100 mg diarios durante 6 días o hasta el alta hospitalaria.

Siempre siga las indicaciones de su médico y no ajuste la dosis sin consultar antes.

Forma de administración

El Atenolol Tarbis se administra por vía oral, es decir, se debe tomar por la boca. Los comprimidos se tragan enteros con suficiente agua, preferiblemente durante las comidas.

Es importante establecer un horario regular para tomar el medicamento y no olvidar ninguna dosis. Si olvida tomar una dosis, tómela tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si está cerca de la próxima dosis programada, omita la dosis olvidada y continúe con el horario regular.

No exceda la dosis recomendada y no detenga el tratamiento sin consultar a su médico. El Atenolol Tarbis generalmente se usa como tratamiento a largo plazo para controlar las afecciones cardíacas.

Contraindicaciones

Aunque el Atenolol Tarbis es un medicamento eficaz para tratar varias afecciones cardíacas, hay ciertas situaciones en las que está contraindicado. Estas contraindicaciones incluyen:

– Hipersensibilidad al principio activo, el atenolol, o a alguno de los excipientes presentes en el medicamento. Si ha experimentado reacciones alérgicas a otros beta-bloqueantes, debe informar a su médico antes de comenzar el tratamiento con Atenolol Tarbis.

– Shock cardiogénico, una afección en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre al cuerpo. En esta situación, el Atenolol Tarbis no sería adecuado, ya que puede empeorar el estado del paciente.

– Fallo cardiaco no controlado, una afección en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. En esta situación, el Atenolol Tarbis no sería adecuado, ya que puede empeorar los síntomas de la insuficiencia cardiaca.

– Síndrome sinusal, un trastorno del sistema eléctrico del corazón que afecta el ritmo cardiaco. No se recomienda el uso de Atenolol Tarbis en pacientes con síndrome sinusal, especialmente si producen bradicardias significativas.

– Bloqueo cardiaco de segundo y tercer grado, una afección en la que las señales eléctricas que controlan el ritmo cardiaco están bloqueadas. El uso de Atenolol Tarbis no es apropiado en estas situaciones, ya que puede empeorar el bloqueo cardiaco.

Leer también:  Zarator 10 mg: Prospecto y Uso de Comprimidos Recubiertos con Película

– Feocromocitoma no tratado, un tumor de las glándulas suprarrenales que puede afectar la presión arterial. El Atenolol Tarbis está contraindicado en pacientes con este tipo de tumor, ya que puede empeorar los síntomas.

– Acidosis metabólica, un trastorno en el equilibrio ácido-base del cuerpo. El Atenolol Tarbis no debe utilizarse en presencia de acidosis metabólica, ya que puede empeorar la situación.

– Bradicardia, una frecuencia cardíaca lenta. El Atenolol Tarbis puede empeorar los síntomas de la bradicardia, por lo que está contraindicado en pacientes con esta afección.

– Hipotensión, una presión arterial baja. El Atenolol Tarbis puede disminuir aún más la presión arterial, lo que puede conducir a síntomas como mareos y desmayos.

– Alteraciones circulatorias periféricas graves, como la enfermedad arterial periférica avanzada. En estas situaciones, el Atenolol Tarbis puede empeorar la circulación y no se recomienda su uso.

– Asma grave y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas graves, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El uso de Atenolol Tarbis puede causar broncoespasmo y empeorar los síntomas respiratorios en pacientes con estas afecciones.

Si padece alguna de estas condiciones, debe informar a su médico antes de comenzar el tratamiento con Atenolol Tarbis.

Advertencias y precauciones especiales de empleo

Al usar Atenolol Tarbis, es importante tener en cuenta las advertencias y precauciones especiales de uso. Estas incluyen:

– Enfermedades cardiacas isquémicas: el Atenolol Tarbis debe usarse con precaución en pacientes con antecedentes de enfermedad arterial coronaria o angina inestable. En estos casos, puede aumentar el riesgo de un ataque cardíaco.

– Antecedentes de cirugía: si ha sido sometido recientemente a una cirugía, especialmente a una cirugía de bypass coronario, es posible que el Atenolol Tarbis no sea la mejor opción de tratamiento. Su médico evaluará su situación y le dará las recomendaciones adecuadas.

– Trastornos circulatorios periféricos: si presenta trastornos circulatorios periféricos, como enfermedad arterial periférica o fenómeno de Raynaud, es posible que se requiera ajustar la dosis de Atenolol Tarbis. Estas condiciones pueden afectar la circulación sanguínea y el uso de bloqueadores beta puede empeorar los síntomas.

– Frecuencia cardiaca: el Atenolol Tarbis puede disminuir la frecuencia cardíaca, por lo que se debe tener precaución en pacientes con bradicardia o bloqueo sinusal, así como en aquellos que están tomando otros medicamentos que también reducen la frecuencia cardíaca.

– Vías aéreas: el uso de Atenolol Tarbis puede causar broncoespasmo en pacientes con asma o enfermedades pulmonares obstructivas crónicas graves. Si presenta síntomas respiratorios, como dificultad para respirar o sibilancias, debe informar a su médico.

– Bloqueo cardiaco: si padece algún tipo de bloqueo cardiaco, su médico evaluará si el Atenolol Tarbis es seguro para usted. En algunos casos, puede ser necesario ajustar la dosis o administrarlo junto con otros medicamentos.

– Insuficiencia renal: si tiene insuficiencia renal, su médico puede ajustar la dosis de Atenolol Tarbis según el grado de disfunción renal. Es importante informar a su médico sobre cualquier problema renal antes de comenzar el tratamiento.

– Pacientes de edad avanzada: en pacientes de edad avanzada, se recomienda iniciar el tratamiento con la dosis más baja posible debido a un mayor riesgo de efectos secundarios.

– Angina de Prinzmetal: la angina de Prinzmetal es una forma menos común de angina de pecho que se produce debido a un espasmo de las arterias coronarias. El Atenolol Tarbis puede empeorar los síntomas de esta afección, por lo que se debe administrar con precaución.

– Psoriasis: el Atenolol Tarbis puede empeorar los síntomas de la psoriasis en algunos pacientes. Si tiene antecedentes o presenta síntomas de psoriasis, debe informar a su médico antes de iniciar el tratamiento.

– Alergenos: si es alérgico a ciertos alergenos, como el polen o el pelo de los animales, el Atenolol Tarbis puede interferir con los síntomas de la alergia. Si experimenta un empeoramiento de los síntomas alérgicos, debe informar a su médico.

– Hipoglucemia: el Atenolol Tarbis puede enmascarar los síntomas de la hipoglucemia, una disminución del nivel de azúcar en la sangre. Si tiene diabetes, debe realizar controles regulares de azúcar en la sangre y estar atento a cualquier síntoma de hipoglucemia.

Leer también:  Secalip 200 mg Capsulas: ¿Dejar de tomar? Descubre los beneficios y efectos

– Pacientes diabéticos: en pacientes diabéticos, el Atenolol Tarbis puede afectar los niveles de azúcar en la sangre. Es importante controlar de cerca los niveles de azúcar en la sangre durante el tratamiento.

– Tirotoxicosis: el Atenolol Tarbis puede enmascarar los síntomas de la tirotoxicosis, una afección en la que la glándula tiroides produce demasiada hormona tiroidea. Si presenta síntomas de tirotoxicosis, debe informar a su médico.

– Feocromocitoma tratado: si ha sido tratado previamente por un feocromocitoma, su médico evaluará si el Atenolol Tarbis es seguro para usted. En algunos casos, se pueden requerir ajustes en la dosis y el tratamiento conjunto con otros medicamentos.

– Uso en deportistas: el Atenolol Tarbis puede aparecer en pruebas de dopaje en atletas. Siempre informe a su médico si participa en eventos deportivos, ya que puede haber restricciones en el uso de este medicamento.

Recuerde que estas son advertencias y precauciones generales. Siempre consulte a su médico para obtener información y recomendaciones personalizadas según su condición de salud.

Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

El Atenolol Tarbis puede interactuar con otros medicamentos y sustancias, lo que puede afectar su eficacia o aumentar el riesgo de efectos secundarios. Algunas situaciones de interacción a tener en cuenta incluyen:

– Floctafenina: el uso concomitante de floctafenina y Atenolol Tarbis está contraindicado, ya que puede aumentar el riesgo de reacciones adversas graves.

– Antagonistas del calcio: el uso de Atenolol Tarbis junto con antagonistas del calcio puede tener un efecto aditivo en la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Se recomienda una estrecha monitorización de estos parámetros cuando se utilizan ambos medicamentos juntos.

– Glucósidos digitálicos: el uso concomitante de atenolol y glucósidos digitálicos, como la digoxina, puede aumentar el riesgo de bradicardia y bloqueo cardiaco. Se recomienda una monitorización estrecha de la frecuencia cardíaca.

– Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs): los IMAOs pueden potenciar el efecto hipotensor del Atenolol Tarbis. Si está tomando un IMAO o ha dejado de tomarlo recientemente, debe informar a su médico antes de iniciar el tratamiento con Atenolol Tarbis.

– Clonidina: si está tomando clonidina para la hipertensión, no debe suspenderla de forma abrupta mientras está en tratamiento con Atenolol Tarbis. Su médico le dará las instrucciones adecuadas para ajustar la dosis de clonidina.

Esto no es una lista exhaustiva de todas las posibles interacciones medicamentosas. Siempre informe a su médico o farmacéutico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluidos los de venta libre y los suplementos, para evitar interacciones no deseadas.

Preguntas frecuentes

¿Puedo tomar Atenolol Tarbis si tengo asma?

No se recomienda el uso de Atenolol Tarbis en pacientes con asma grave o enfermedades pulmonares obstructivas crónicas graves, ya que puede empeorar los síntomas respiratorios. Si tiene asma, debe informar a su médico antes de iniciar el tratamiento.

¿Cuánto tiempo debo tomar Atenolol Tarbis?

La duración del tratamiento con Atenolol Tarbis dependerá de su condición médica y de las recomendaciones de su médico. Es posible que se requiera un tratamiento a largo plazo para controlar las afecciones cardiovasculares. No suspenda el tratamiento sin consultar a su médico.

¿Qué debo hacer si olvido tomar una dosis de Atenolol Tarbis?

Si olvida tomar una dosis de Atenolol Tarbis, tómela tan pronto como lo recuerde, a menos que esté cerca de la próxima dosis programada. En ese caso, omita la dosis olvidada y continúe con el horario regular. No tome una dosis doble para compensar la olvidada.

¿Puedo tomar Atenolol Tarbis durante el embarazo?

No se recomienda el uso de Atenolol Tarbis durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre. Si está embarazada o planea quedar embarazada, debe informar a su médico antes de iniciar el tratamiento. Se pueden considerar otras opciones de tratamiento más seguras para su condición.

¿Puedo tomar Atenolol Tarbis durante la lactancia?

El atenolol se excreta en la leche materna en cantidades muy pequeñas. Si está amamantando, debe informar a su médico antes de comenzar el tratamiento con Atenolol Tarbis. Su médico evaluará el riesgo-beneficio y podrán recomendarle una opción más segura para la lactancia.

¿Qué debo hacer si experimento efectos secundarios con Atenolol Tarbis?

Si experimenta efectos secundarios al tomar Atenolol Tarbis, debe informar a su médico de inmediato. Los efectos secundarios pueden variar desde mareos y fatiga hasta dificultad para respirar o cambios en el ritmo cardíaco. Su médico evaluará la gravedad de los síntomas y podrá ajustar la dosis o cambiar el tratamiento según sea necesario.

Conclusión:

El Atenolol Tarbis es un medicamento

Fuente de la información: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios cima.aemps.es

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.