Furantoína 10 mg/ml: prospecto de suspensión oral y dosificación

Si estás buscando información sobre el medicamento Furantoína, has llegado al lugar indicado. En este artículo te proporcionaremos todos los detalles que necesitas saber sobre este medicamento, desde qué es y para qué se utiliza, hasta los posibles efectos adversos y cómo conservarlo correctamente.

“Mejora tu bienestar con Furantoína y olvídate de las infecciones bacterianas en el tracto urinario”.

Furantoína es un medicamento que contiene nitrofurantoína, un antibiótico utilizado para tratar infecciones bacterianas en el tracto urinario en niñas, adolescentes y mujeres adultas. Su acción consiste en detener el crecimiento de las bacterias responsables de la infección, ayudando así a aliviar los síntomas molestos y prevenir complicaciones.

Qué necesita saber antes de empezar a tomar Furantoína

Antes de comenzar a tomar Furantoína, es importante tener en cuenta algunas precauciones y contraindicaciones. No debes tomar este medicamento si eres alérgico a nitrofurantoína o a alguno de los demás componentes del medicamento. Tampoco se recomienda su uso si has estado tomando el medicamento por más de 7 días seguidos o en tratamientos frecuentes, si tienes problemas graves de riñón, si presentas la enfermedad de la sangre llamada porfiria o si tienes deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Además, no debe ser utilizado en las dos últimas semanas de gestación.

Cómo tomar Furantoína

La posología de Furantoína varía dependiendo de la edad y el peso del paciente. Por lo general, se recomienda seguir las instrucciones de administración indicadas por el médico o farmacéutico. En mujeres mayores de 18 años, la dosis recomendada es de 5 a 10 ml de suspensión oral cada 6 horas durante 5-7 días. En niños y adolescentes, la dosis recomendada es de 0,1 – 0,2 ml de suspensión oral por cada kg de peso cada 6 horas durante 5-7 días.

Leer también:  Tradonal Retard: Beneficios y usos de las cápsulas duras de liberación prolongada de 50 mg

Posibles efectos adversos

Como cualquier medicamento, Furantoína puede presentar efectos adversos en algunos pacientes. Los más comunes incluyen reacciones alérgicas en la piel, fiebre, dolor de las articulaciones, mareos, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los efectos adversos más graves, aunque poco frecuentes, pueden incluir problemas pulmonares, hepáticos y de hipersensibilidad graves, así como reacciones alérgicas graves como hinchazón de labios, cara o lengua, y pérdida de sensibilidad en las manos o pérdida de fuerza en los músculos. Ante cualquier efecto adverso, es recomendable consultar de inmediato a un médico.

Conservación de Furantoína

Para conservar correctamente Furantoína, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Mantén el medicamento fuera del alcance de los niños.
  • No lo guardes a temperatura superior a 30 ºC.
  • No utilices Furantoína después de la fecha de caducidad indicada en el envase.
  • Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposita los envases y los medicamentos que no necesitas en el Punto SIGRE de la farmacia.

Preguntas frecuentes

¿Qué debo hacer si olvido tomar una dosis de Furantoína?

En caso de olvidar una dosis de Furantoína, tómala tan pronto como lo recuerdes. Sin embargo, si ya es casi la hora de la siguiente dosis, salta la dosis olvidada y continúa con el horario regular.

¿Puedo compartir mi medicamento Furantoína con otras personas?

No se recomienda compartir este medicamento con otras personas, incluso si tienen los mismos síntomas. Cada persona tiene una situación de salud única y es importante que consulten a un médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

Leer también:  Rubifen Retard 30 mg: Prospecto, dosificación y efectos secundarios

¿Qué debo hacer si experimento efectos adversos al tomar Furantoína?

Ante cualquier efecto adverso que experimentes al tomar Furantoína, es recomendable consultar de inmediato a un médico. El profesional de la salud podrá evaluar tu situación individual y determinar la mejor forma de proceder.

¿Puedo tomar Furantoína si estoy embarazada o amamantando?

Si estás embarazada, amamantando o planeas quedar embarazada, es importante que consultes a tu médico antes de usar Furantoína. El profesional podrá evaluar los riesgos y beneficios potenciales de este medicamento en tu situación específica.

Conclusión:

Furantoína es un medicamento que ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de infecciones bacterianas en el tracto urinario. Sin embargo, es importante seguir las instrucciones de administración indicadas por el médico, conocer los posibles efectos adversos y conservar el medicamento de forma adecuada. Ante cualquier duda o inquietud, es recomendable consultar a un profesional de la salud. No olvides siempre poner tu bienestar en manos de expertos y seguir sus recomendaciones.

Fuente de la información: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios cima.aemps.es

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.